Sobre Two way road

Two way road nace desde la idea que ilustra un internet muy amplio, pero muy poco profundo.  No nace con la tentativa de convertirse en un lugar de referencia, ni propone una lucha por la audiencia y/o el posicionamiento. Tampoco busca la pedantería teórica (sin base) o la acuciante práctica. Nada de eso es Two way road. Pero entonces, ¿qué es este espacio?

Un espacio que busca ahondar en la comunicación, pero sobre todo es un anhelo hacia la conversación calmada y constructiva donde la única pretensión es hablar, leer y escuchar para aprender. Este es el concepto detrás de este espacio y también de su nombre: Una apelación a la conversación, donde tan importante es hablar como escuchar.

 

Máximas de TWR

  • Internet parece un lugar muy amplio pero poco profundo. TWR busca la profundidad, aunque desafortunadamente siempre se quedará en la superficie.
  • No trata de descubrir nada, sino conversar con el fin de iluminar su propio conocimiento.
  • No pretende caer en la simplicidad de lo bueno/malo – bonito/feo. Two way road parte de la base de la relatividad comunicacional y la falta de datos para una valoración completa. Aunque muy seguramente se caiga en esta simplicidad, no busca un adoctrinamiento ni nada más lejos de una enseñanza, sino una valoración a través del fundamento.
  • No afirma, sólo opina. No intenta llevar a la comunicación al mundo de las ciencias exactas, sino conversar sobre un sector donde cabe todo y nada.
  • Es un proyecto colaborativo, pero exigente. Siempre estará abierto a una colaboración que respete su forma, pero sobre todo su fondo.
  • TWR es un lugar abierto, donde los comentarios y las críticas son bienvenidas y aplaudidas, pero siempre desde el respeto.

Sobre el autor

Sigo manteniendo que poco importa aquí el autor, más que como una mera herramienta. Two way road no nació como un producto de la marca personal, pero el paso del tiempo y la evolución de los hechos ha provocado que su autor salga de la sombra y de la tranquilidad de su anonimato.

Two Way Road nació como una apología a la comunicación, basada en un principio en el anonimato para primar el mensaje y la audiencia antes que el autor. Sin embargo, las conversaciones con los lectores y allegados me hicieron entender que para que todo mensaje llegue de forma correcta a su audiencia, es de vital importancia conocer la fuente de este. Es por ello que me presento como Antonio Molina Cubero.

Sigo haciendo hincapié en la defensa del mensaje y el debate en este espacio y dejando constancia que mis ideas aquí presentadas buscarán siempre ser rebatidas y analizadas, esperando que un interlocutor me muestre otro camino mejor orientado que el presentado.

Si quieren contactar conmigo para mandarme una crítica, un consejo, recomendarme un libro o hacerme llegar cualquier otro mensaje, se me puede contactar a través de este mismo blog o los diferentes canales que se pueden encontrar en él, pues siempre estaré abierto a una conversación.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.